lunes, 19 de octubre de 2009

Animales de Terapia

Mi modesto blog hace tan sólo un mes que ha comenzado su singladura. Aún no tengo seguidores, ni siquiera sé si los voy a tener, pero estoy contento. Me siento orgulloso de mi especie. Para muchos de los seres humanos, esa especie animal de dos patas que tan listos se creen en ocasiones, somos molestos. No les gustamos porque, al igual que ellos, necesitamos realizar nuestras deposiciones y, claro está, de momento no vamos al cuarto de baño...Muchos nos tratan despectivamente como "chuchos sucios y apestosos" cuyo único lugar es la calle, la perrera, la caseta con la cadena...Según ellos no somos seres que puedan estar dentro de una casa o un piso. Está bien, que cada uno piense como quiera. Pero, resulta que nosotros  los perros, al igual que otros muchos  animales, damos más que recibimos. Somos animales de manada, nos guiamos por un líder y cuando llegamos al seno de una familia humana asumimos nuestro rol dentro de ese peculiar grupo. Asumimos sus normas, sus enseñanzas, su forma de vida y a cambio les devolvemos cariño, lealtad, protección...
Cómo perro, me pregunto ¿qué piensan los que nos desprecian, los que nos aborrecen cuando ven de lo que somos capaces como "perros guía" o como "perros terapéuticos"? Estos seres humanos,  ¿se darán cuenta  de la cantidad de cosas que podemos hacer por ellos? A veces, pienso que no; porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.
Y para los que no quieren ver, para los que esconden  la cabeza como el avestruz, bien abajo, les dejo un enlace al Rincón de Alis. El blog de mi colega "Alis", un perro guía, descendiente de una familia de perros guía, un gran amigo de los humanos.
Es gratificante, que a pesar de que me insulten llamándome "chucho asqueroso", puedo sentirme orgulloso de pertenecer a una especie que aún sin hablar, somos tan inteligentes y  tan capaces.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...