miércoles, 20 de enero de 2010

Cazar para vivir o vivir para cazar...Entrevista a un joven cazador profesional



“No sólo me apasiona cazar, sino la vida de campo, observar las costumbres de los animales y su hábitat.”
“Hay que cuidar  a los animales y  su entorno, mi empresa se dedica a la repoblación y conservación de animales salvajes a nivel nacional.”


Borja, con 22 años, es un experto cazador, pescador y submarinista.


Preámbulo
Desde hace unos años, la comunidad científica mantiene una seria confrontación sobre las habilidades cinegéticas de uno de nuestros  más que probables antepasados el Homo Habilis (2,5-1,44 Ma). Para el paleoantropólogo de la Universidad de Rutgers (EEUU), Robert Blumenschine, el Homo Habilis era un simple carroñero que esporádicamente cazaba pequeños animales tal como lo haría un chimpancé. Sin embargo, para el profesor de Prehistoria de la Universidad Complutense, Manuel Domínguez-Rodrigo, eran hábiles cazadores. Ambos científicos codirigen sendos equipos de trabajo en la Garganta de Olduvai (Tanzania), yacimiento descubierto por Louis y Mary Leakey entre 1962 y 1964.
Esta controversia,  a la hora de interpretar los restos fósiles hallados en Olduvai, es interesante puesto que restablece una vieja hipótesis defendida, hoy en día, por el equipo del profesor Manuel Domínguez-Rodrigo, considerar la “habilidad cinegética”de aquellos primeros homínidos como base fundamental para nuestro desarrollo como humanos.
“Los restos hallados, animales de entre 100 y 200 kilos, hacen pensar a los investigadores que aquellos primeros seres humanos necesitaban consumir grandes cantidades de carne, no sólo para alimentar sus robustos cuerpos sino sus desarrollados cerebros; de este modo, se deduce que para cazar grandes animales tenían que hacerlo de forma colectiva y manteniendo una estrategia; lo cual implicaba, además,  comunicarse verbalmente. La habilidad para cazar y dar muerte a los animales no surgiría del instinto asesino de los humanos, sino de su necesidad y de su capacidad solidaria para con sus congéneres. Es decir, la caza nos ayudó a desarrollarnos como humanos”.
Si pudiéramos observar  los preparativos de aquellas ancestrales  batidas, entenderíamos el significado intrínseco de una actividad actualmente emocionante para muchos e incomprendida para otros: la caza.


fotos 060




Al igual que  nuestros ancestros, los cazadores actuales tienen que estudiar el comportamiento del animal y su relación con el entorno. Tienen que ojear el terreno y prepararse para las posibles rutas de escape del animal, seleccionando las piezas a batir cumpliendo los requisitos de los planes cinegéticos existentes en cada zona de caza (planes desconocidos para los antiguos homínidos que tenían plena libertad para acosar y derribar pequeños y grandes animales). La caza, conlleva una actividad y una experiencia mucho más allá que el mero hecho de matar por matar. Para cobrarse una pieza, en la mayoría de ocasiones y más en concreto en lo que a la caza mayor se refiere, hay que pasar malos ratos como caminar durante horas, pasar frío o calor, enfrentarse cara a cara con el animal porque éste fue más rápido e  inteligente  pasando de  victima a verdugo…incluso sentirse mal cuando el primer disparo no fue certero…
Merecer el titulo de gran cazador implica buenas condiciones físicas y buenas dosis de inteligencia, astucia, valor y sensatez.
En el pasado prehistórico, los grandes cazadores eran admirados y respetados por las tribus, eran los valientes y audaces proveedores de alimentos. Sin embargo, hoy en día, los “buenos” y “malos” cazadores se encuentran envueltos en continuos enfrentamientos con grupos, más o menos organizados, contrarios a esta ancestral práctica; grupos como “Ecologistas en acción” con su lema “Por los derechos de los no cazadores” o como Paco Cuéllar con su campaña “No a la caza” 

fotos 095

Después de unos días en blanco por problemas técnicos con mi pc (la tarjeta gráfica se murió), pido disculpas esperando vuestra comprensión por el retraso en la publicación de la entrevista propuesta en mi post con fecha 15 de diciembre de 2009 ¿Qué pregunta le harías a un cazador?

La tarea de reportero es, en ocasiones, un tanto arriesgada hasta para articulistas aventureros e intrépidos como yo, un simple canido aspirante a periodista. Digo esto, pasadas ya un par de semanas y tras sacudirme el tremendo susto que me propinó el Deutscher Jagdterrier de Borja G., un perro  especialista en madrigueras y en  su cometido como perro de sangre y cobro de piezas.

Previamente, me habían advertido de su “animadversión” hacia los perros de color blanco debido a una mala experiencia cuando era un carrocho. Sin embargo, cuando Jadg apareció  con su dueño Borja, dado mi buen carácter y un tanto arrogante, no dudé en acercarme, desdeñando, “ignorante de mi”, sus viejos rencores. En decimas de segundo, se  lanzó sobre mi yugular…Pero, este gran cazador canino no contaba con mi agilidad igualmente canina, zafándome de su envite devolviéndole “su cariñosa acogida” con un certero mordisco a su propia yugular que mi querido amo evitó fuera a mayores. Después de los momentos iniciales, pues todo el mundo pensó que Jadg había logrado morderme, se dieron cuenta de que mi buen talante se transforma cuando intentan atacarme vilmente sin venir a cuento, puesto que mi única intención era saludarle y echarme un amiguete entre tanto humano.
Trataron por todos los medios de calmarle pero no hubo manera, el pobre de Jadg acabó castigado, atado a un árbol hasta la noche que le dejaron dormir en el todoterreno de Borja.
Así, comenzó mi encuentro con Borja, el gran cazador y su perro Jadg.

IMG_3815

Después de un pequeño aperitivo y rodeado de primos por todas partes, hasta dieciocho entre veinticuatro y cinco años, dimos inicio a la entrevista que paso a transmitir a continuación.
La entrevista
1.- ¿Cuándo comenzó tu vida como cazador y pescador?

Pues, la primera vez contaba con tan solo cuatro años. Mi padre también es cazador desde  niño y fue él quien me llevó por primera vez.

2.- ¿A qué edad comenzaste a cobrar tus primeras piezas?
Mi primera liebre la cacé cuando tenía cinco años. Mi primer jabalí cuando tenía 10 años. Y en cuanto a pesca submarina cuando tenía 11 años pesqué mis primeros pulpos, maragotas, pintos…

3.- Dentro de todas las actividades que realizas, caza menor, caza mayor, submarinismo, pesca con caña…cuál es la que más te atrae?

Sin duda, la pesca submarina es lo que más me apasiona, con lo que más disfruto. Pero, lo que más dinero da si miramos el aspecto económico es la caza laboral, cuando te contratan como cazador profesional.

photo(4)

4.- Evidentemente, no te dedicas exclusivamente a cazar y pescar. Me imagino ¿qué estarás estudiando una carrera?

Efectivamente, he estudiado dos años de Ingeniería de Montes y ahora me he pasado a Geografía y Ordenación del Territorio. Además tengo una empresa junto con otros dos amigos dedicada a temas forestales y repoblación y conservación de animales salvajes como jabalíes, ciervos, corzos, cabra montes, … a nivel nacional.
Mi vida gira entorno a la naturaleza, no sólo me apasiona cazar, sino la vida de campo, observar las costumbres de los animales y su hábitat, Hay que cuidar de los animales y de su entorno.

5.- Ya, pero parece un poco contradictorio  que por un lado seas prácticamente un cazador profesional y por otro administres una empresa dedicada a la repoblación y conservación de los animales. Para todos aquellos defensores de los derechos de los animales puede parecer algo muy cruel: “primero los cuida y después los caza”. 

Sí, soy consciente de que mucha gente piensa así y de hecho, a través de esta entrevista, me brindas la oportunidad de invitar, a cualquier persona interesada, a conocer la gestión de una finca de caza privada para que así pueda valorar la salud y el bienestar de la población animal en terrenos libres. Además, una gran parte del dinero que se gasta en la caza se invierte en la misma conservación de la flora y la fauna tanto a nivel nacional como internacional. 

6.- ¿Qué opinas de los cazadores furtivos y de la problemática con los ganaderos y agricultores? Me refiero a los problemas que causan los lobos, los jabalíes, los zorros…

Es cierto que causan problemas pero para eso existe un plan cinegético con el cual controlar las superpoblación en determinadas zonas. Hay zonas como la Sierra de la Culebra (Zamora) donde está autorizada la caza de un determinado número de lobos debido a la superpoblación. Sin embargo, en zonas del Sur del Duero no está permitida, hay muy poca población.
Cuando un lobo prueba la carne del ganado por primera vez, una oveja, una vaca, un caballo… reincide en su ataque porque es una forma mucho fácil  de conseguir alimento. Para alimentarse de animales salvajes tiene que esforzarse más. Ese es el problema.

7.- Me gustaría saber tu opinión sobre otro problema bastante preocupante como es la introducción voluntaria o involuntaria de especies foráneas en nuestro país; especies como el “visón americano” que tanto daño está causando en el norte de España.


vison americano

Sí, en concreto el “visón americano” está causando bastante daño en nuestra propia fauna. Es un animal bastaste dañino. En Asturias, por ejemplo está mermando la población del Cormorán Moñudo,  al que por cierto también están atacando los pescadores culpándole del descenso de la pesca. Sin embargo, los pescadores ignoran que un visón americano come mucho más pescado al año que un cormorán.
Los “defensores de los animales” sueltan de las granjas los visones ignorando que éstos van a causar un gran problema a nuestra propia naturaleza.

8.- Bueno, supongo que además de cazar por toda España habrás estado cazando en el extranjero dado tu largo historial. ¿En qué países has estado?

He estado en países de Europa como Rumanía, Portugal, Francia, Andorra, Polonia…y en países de África como Sudáfrica, Mozambique, Senegal, Marruecos, Tanzania…también he estado en Turquía.
Dentro de poco, me voy  con unos amigos a Irán a cazar Jabalíes y a Namibia de pesca submarina. Eso a nivel personal, a nivel profesional tengo un contrato con  un cliente para cazar en Mongolia. 

9.- La caza en África es muy abundante, cuéntame un poco cómo ha sido tu experiencia, alguna anécdota con algún animal peligroso. ¿Has tenido miedo alguna vez?

En África se pueden cazar leones, elefantes, búfalos, antílopes…

IMG_0285

Más que miedo lo que se debe tener es “respeto”. Son animales salvajes y muy territoriales que defienden su territorio y sobre todo sus crías. Los más peligrosos, los que más muertes causan en África son los hipopótamos, los búfalos y los elefantes.
Una hembra de elefante cargó contra nosotros en la selva de Mozambique mientras estábamos cazando. Ni la vimos ni la sentimos hasta que la teníamos a menos de cinco metros, defendía a su cría. Al final dio la vuelta y se alejó pero nos propinó un buen susto.

10.- ¿Que opina la gente de África sobre vivir constantemente rodeado de animales salvajes y peligrosos? ¿Os piden que matéis cuantos más mejor? 

En África llevan millones de años conviviendo con todo tipo de animales;  están habituados, pero el peligro siempre existe. Por ejemplo, como te decía antes, los elefantes son muy peligrosos. 
Los poblados tienen unos huertos llamados “machambas”,  principalmente  cultivados de maíz, que son habitualmente destrozados por los elefantes . Es ahí donde está el peligro, la gente del poblado intenta espantarlos pero éstos cargan sobre ellos causando bastantes muertes a lo largo del año. Cuando esto ocurre, las autoridades autorizan la caza del “elefante asesino” contratando  cazadores profesionales.
En una ocasión, nos contrataron para dar caza a un elefante macho que había causado  muertes en un poblado. Evidentemente, cuando nosotros llegamos, el animal estaba a kilómetros de allí.

11.- ¿Qué es lo que ocurrió? 

Partimos en busca del animal, solicitando ayuda de la población, intentando averiguar si lo habían visto. Cual fue nuestra sorpresa, todos habían visto “por allí… “ un macho con las características que nos habían indicado. Era mentira, no era el ejemplar que perseguíamos. Era otro macho que nada tenía que ver con los ataques,  pero las gentes de los poblados querían matarlo para aprovechar la carne.
Ya ves, los elefantes están protegidos, estropean los escasos cultivos de la población y ésta trata de engañarnos (pudiendo meternos en buen lío) para conseguir comida cazando a un elefante que simplemente pasaba por allí.
Más o menos he contestado a tu pregunta ¿no? – con una amplia sonrisa.

12.- Sí, sí, comprendo la situación. Antes, mientras revisábamos las fotos de tus cacerías en Rumanía me enseñaste una que me impacto bastante, se trata de la huella de un oso que, según me insinuaste, te dio otro buen susto. ¿Qué pasó?

Uf!!!, si me llega a oler, no la cuento. Gracias a Dios el viento estaba a mi favor y no se percató de mi presencia. Estaba como a cincuenta metros, escondido detrás de un árbol, no sabía que él estaba tan cerca. Dos perros  olieron su rastro y se fueron a por él; desgraciadamente los dos perros murieron, les atacó,  degolló a los dos de sendos zarpazos. De verdad...si llega a olerme, no la cuento.

fotos 085

13.- ¿Qué pasó con el oso? ¿Le disteis caza?

No, se alejó y no volvimos a verlo. Mucho mejor así.

14.- Bien, ahora cuéntame cosas sobre tu verdadera pasión: el submarinismo. Ya sé, que eres uno de los mejores en cuanto a pesca submarina… sin embargo, háblame un poco de tus aventuras por Sudáfrica.

photo(9)

Uy!! claro, los tiburones blancos… Son fascinantes. Pude verlos muy cerquita, a través de la jaula; por mi, hubiera buceado con ellos. Te lo aseguro.  pero  mi padre que también estaba  insistió para que no lo hiciera. Esa aventura, la realizamos a través de una empresa que organiza este tipo de excursiones, se llama  The White Shark Diving Company

15.- ¿No pasaste miedo?

Para nada; lo que hay que tenerles es respeto, pero no miedo.

sudafrica agosto 2005 532 sudafrica agosto 2005 533

16.- ¿Has tenido alguna otra aventura así de apasionante buceando?

En Senegal, con los delfines y con las orcas. Pude nadar entre ellas, tocándolas; si vas en bañador puedes tocarlas sin temor, son impresionantes, lo que más me fascinó fueron sus ojos, su mirada. Es una pena, pero no tengo fotos de ese día.

17.- En fin, sé que podríamos estar hablando sobre tus innumerables viajes y experiencias durante horas…creo que voy a proponerte que nos envíes fotos y vídeos sobre las actividades que realices tanto dentro como fuera de España para publicarlas en el blog. ¿Qué te parece?

Estupendo, además está en mis planes futuros vender al Patrimonio la empresa que tenemos actualmente y emprender una empresa nueva dedicada a Viajes de Caza por todo el mundo.

18.- Al final, te vas a decantar por ser cazador profesional.
Casi seguro que sí. Bueno… a parte terminaré mis estudios. Jejjej.

19.- Muchas gracias por tu colaboración Borja.
Muchas gracias a ti.

Álbum Caza y Pesca Borja G.A.M






Reflexiones
Como exponía al pricipio en el preámbulo nuestros antepasados cazaban para comer; hecho, según algunas teorías,  fundamental para nuestro desarrollo; resumiendo "cazaban para vivir". Borja, con sus 22 años recien cumplidos, es un experto cazador y pescador. Se puede decir que nació cazando y pescando. Algunos dirían que sólo vive para cazar y pescar...que no piensa en otra cosa. Tal vez, sea así.
Pero, reflexionado un poco he llegado a la conclusión de que si retrocedieramos en el tiempo, si ahora la subsistencia humana dependiera de la caza y la pesca, Borja sería el gran cazador de la tribu, por su agilidad y destreza, por su valor,  por su constancia, por su amor y respeto por la naturaleza...por su entrega a una vida, hoy en día, más fácil que la de nuestros ancestros y donde  los animales están en desventaja frente al hombre...pero, es más que seguro que si Borja tuviera que enfrentarse a un Mamut con lanzas y flechas de piedra, lo haría sin ninguna duda y su tribu o clan no pasaría hambre mientas hubiera algo que cazar y pescar, por eso hay que conservar los animales y la naturaleza.
Y digo esto, por que muchas veces tachamos a los cazadores de crueles, pero en una próxima entrada al blog voy a exponer algunos ejemplos de como los "ciudadanos no cazadores ni pescadores" somos mucho más crueles con los animales directa o indirectamente... "como mirando para otro lado", "...como yo no he sido".


5 comentarios:

Anonymous

aaajajajjaajjaajajajaja, ajajajajajajajajaaaja,seras mentiroso aaajajajajajajaja trolero,el oso??? el elefante??? jajjajajaaa joder alimaña sabia que eres de naturaleza trolera pero hasta ese punto. te doy 10 puntos por la historia entera,buenisima.
te propongo publicar un libro de aventuras ajajajajajaajja

Responder
IRUK

A ver, a ver...esos amiguetes..."tenemos envidias"...jejejjej....Iruk está dispuesto a publicar post sobre ti también..."Anónimo"...jjejejej

Responder
lyuti

A las buenas...
No me convences, Borja si es como lo cuentas, es lo que menos abunda.
Me va el rollo de observar a los animales, aprender de huellas, rastros, reconocer qué puede haber por el entorno, y desde luego que algo tenemos de antepasados cazadores, y mucho de antepasados que han pasado más hambre que carracuca. Las ligas, los lazos, son cosas de haber pasado mucha hambre.
vivo en un mundo que es lo que es, y para mi lo primero es la preservación. Y después mi gusto, que es la preservación. Me joroba que porque venga de ciudad me tachen de bambi o tontorrona, porque tengo la misma capacidad de aprender que cualquier otro y lo que pongo por encima es la conservación, pero sí me pregunto a qué precio y cómo se hace mejor.
En mi pueblo, el coto de caza está gestionado por un escopetero, los cartuchos aparecen por cualquier lado porque no se molestan en recogerlos, hay quien pone veneno, cosa que los forestales saben y los tiros se oyen fuera de temporada. Los cazadores tienen menos fondo físico que yo, que estoy con la gripe ahora; tiran con afán a cualquier volátil que les caiga mal y dan miedo, por estúpidos no por cazadores. Y eso es lo común, lo de mi pueblo, no lo de este chico. Sí, claro que llamo al seprona, pongo denuncias, pero ni los de la seo pueden con ellos, menos yo.
España es un coto para escopeteros, la gestión de fincas rústicas está hecha para favorecerles a ellos, no al resto, y con eso tienen la batalla ganada. Y son tan zafios como lo que describo.
Sobre este chico, no me gusta el afán de cobrar pieza tras pieza tras pieza, se convierte la caza en un reto coleccionita que carece de sentido, una vez se disvincula de su objetivo comer y protegerse.
Un saludo, y me está gustando mucho el blog.

Responder
IrukAsturias y Kaviva Xarsu

-lyuti.- ¡Bienvenida! Totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices. A este chico lo quiero de corazón, pero no me gusta a lo que se dedica. Tampoco es mi forma de ver la vida de campo, ni la forma de conservar la naturaleza.
Este modo de vida es su pasión, pero no la mía. Tengo esperanza en que un día le dé la vuelta a la tortilla y se convierta en lo contrario.
Mientras, pese a todo, yo seguiré en mi lucha, en defensa de los animales y la naturaleza.
Me alegra mucho que te guste el blog. Espero verte de nuevo por aquí. Ultimamente estoy poco activa pero lo iré retomando poco a poco.
Un saludo y buen finde.
Iruk y kavi

Responder
lyuti

Gracias por la bienvenida y la respuesta!. Lo que sí le veo de bueno a la caza, son la multitud de conocimientos que han desarrollado, además de que puede contribuir a la conservación. Me parece muy interesante plantearselo, y me gusta el blog :).

Responder

Dí lo que piensas...