martes, 2 de marzo de 2010

Un “Beagle” caza pitones.

5369642

Photographer: Skip Snow, National Park Service, Bugwood.org

Pues sí, queridos aventureros, este precioso “Beable” se llama Pete y desde hace nueve años se ha convertido en un valiente cazador de culebras pitón.

El parque nacional Everglades se extiende a lo largo de toda la península de la Florida, abarcando 6.104 kilómetros cuadrados llenos de manglares y humedales, hábitat de aves como el flamenco, las garzas, los ibis,  el águila pescadora, los pelícanos, limícolas, charranes y de otros animales como las nutrias,  los manatíes del Caribe, los aligátores  y cocodrilos, siendo el único lugar del mundo donde aligátores y cocodrilos coexisten de forma natural. También existen numerosas especies de tortugas y otros animales como ciervos y pumas.

Desde hace años, toda esta fauna característica y emblemática de los Everglades,  se encuentra amenazada por especies invasoras que, como siempre, los humanos se han encargado de introducir de forma incontrolada e inconsciente. Dos de estos nuevos habitantes son la culebra pitón Burmesa y la culebra pitón Africano (Python sebae). Estas especies de culebras constrictoras comenzaron  a convertirse en los años 90 en las nuevas mascotas de mucha gente en Miami y sus alrededores; pero…, estos reptiles, una vez adultos, dejaban de ser un juguete y un entretenimiento para  convertirse en un problema por su tamaño (unos 8 metros de largo o más y unos 180 kilos de peso) y por su peligrosidad, con lo que la mayoría de la gente las soltaba en los manglares y los humedales de los Everglades.

5369651
La invasión de esta especie  preocupaba enormemente a los expertos y  las autoridades del parque comenzaron a lanzar campañas con lemas como “ Don´t let it loose”, instando a la población a no abandonar  las culebras en los pantanos e intentando dar caza a las muchas que ya vagaban a sus anchas por los Everglades.

Mi colega Pete, desde hace unos años forma parte de esa campaña. ¿Y cuál es su misión? Pues  con esa potente nariz de Beagle no podía ser otra que rastrear y perseguir a las temibles pitón, junto con su amiga y adiestradora Lori Oberhofer.


Gracias a Pete, han sido capturadas cientos de culebras, pero no es tarea fácil ni suficiente, pues son difíciles de encontrar y además, sobre todo la pitón Burmersa, se está reproduciendo de forma alarmante.

5369583
Photographer: Lori Oberhofer, National Park Service, United States

Hoy en día, calculan que hay unos 100.000 ejemplares a lo largo de todo el parque, lo que comienza a ser un peligro no sólo para los ratones, conejos, ardillas, zorros, perros, pájaros y hasta caimanes, sino también para las personas; lo que ha llevado a las autoridades a autorizar una temporada de caza libre del 8 de marzo al 17 de abril de 2010.

Este es el resultado, de otra de las muchas tonterías cometidas a diario por los humanos, y digo yo…”con lo majos que somos los perros, los gatos, los conejillos de indias, los hámsteres, ¿que manía con llevarse a casa semejantes “especímenes” que luego son capaces de comerse al perro, al gato, al ratón, al hámster y de paso estrangular a la hija de la  propietaria…como ocurrió hace poco en la ciudad de Orlando con una pitón Burmesa.

 Everglades National Park



2 comentarios:

Nacho Cembellín

Ahí le has "dao", que leches de animales exóticos que tan sólo han nacido para ser libres y no estar recluidos con tontos humanos cargados de ego y capricho.

P.D.: que si, q soy un "cazador" de leones, pero de momento me contento con perseguir conejos y morder a mi hermano Koby ;-)

Responder
Iruk Asturias y Marisa

Quien me diera estar contigo persiguiendo conejos...pero si quieres pasarte por aqui, estamos rodeados de ciervos, jabalíes,zorros, garzas y demás...sobre todo al anochecer...al ladito de casa...de momento los huelo y veo las huellas...pero de cazar nada...
Y en cuanto a las culebritas, creo que quedo clara mi postura...jamás lo entendere.

Responder

Dí lo que piensas...